Los mejores neumáticos de invierno – ¿hacia dónde va el desarrollo?

  • Autor: OPONEO.PL

¿Hacia dónde va el desarrollo de los neumáticos de invierno? Averigua cómo las tecnologías se traducen en el éxito comercial del neumático. En un futuro cercano ¿nos esperan grandes cambios en cuanto a las tecnologías que se aplican en los neumáticos de invierno? ¿O tal vez se trata de un desarrollo lento y sostenido de los diferentes elementos de neumáticos de invierno? ¡Lee el artículo a continuación y descúbrelo!

¿Cuáles neumáticos de invierno elegir?

No existe ningún neumático de invierno universal que será ideal para cada tipo de necesidades y condiciones de uso y que podríamos denominar el mejor de todos. Los mejores neumáticos son los que están adaptados al determinado estilo de conducción y las expectativas del usuario.

En este artículo clasificamos como los mejores los neumáticos de tecnología más avanzada, que determinan las tendencias del desarrollo de neumáticos de invierno como tales. En términos prácticos, se incluyen aquí los neumáticos de clase superior, los mejores productos en su categoría.

Tecnología – la llave del éxito

Gran número de científicos e ingenieros se dedica al desarrollo de nuevas tecnologías innovadoras porque tantos ellos como los altos mandos de las compañías saben muy bien que, a largo plazo, falta de un avance tecnológico constante se traducirá en pérdida de los clientes. Como en todas las áreas de la vida, aquí también rige la norma: el primero es el mejor.

Neumáticos de invierno.

Nokian fue el primero en fabricar los neumáticos
de invierno. Fotografía: Nokian

En la historia de la industria del neumático ya había descubrimientos que revolucionaron el sector, como por ejemplo la fabricación de los primeros neumáticos de invierno por la compañía Nokian, en los años 30 del siglo XX.

Soluciones tecnológicas actualmente aplicadas en los neumáticos de invierno

Los fabricantes de las nuevas gamas de neumáticos implementan innovadoras soluciones tecnológicas prácticamente todo el tiempo. Y aunque no son unos cambios cruciales, sí influyen significativamente en los parámetros y las prestaciones del neumático, lo que es muy importante para los conductores y puede traducirse en un éxito comercial.

El compuesto

Hoy en día, la mayoría de los fabricantes líder utiliza compuestos basados en la sílice que garantizan las mejores propiedades. No obstante, la fórmula de cada compuesto difiere considerablemente entre sí. He aquí algunos ejemplos:

En sus productos que gozan de un gran éxito comercial, los WR G2 y los Hakkapalitta, la compañía Nokian utiliza el compuesto Canola-silica Compound que, además de la sílice, contiene el aceite de colza que optimiza el comportamiento de neumáticos en suelo mojado.

En los neumáticos de invierno de la gama Alpin, el consorcio Michelin emplea el compuesto Helio Compound. Uno de los ingredientes de esta mezcla es el aceite de girasol el que, aunque difícilmente asociable con los neumáticos, permite optimizar el rendimiento en suelo mojado y con nieve.

Laminillas

Otro elemento muy importante en los neumáticos de invierno son las laminillas, es decir, las incisiones en los bloques de la banda de rodadura que garantizan un buen rendimiento en invierno, pero que a la vez pueden afectar la estabilidad y el comportamiento del vehículo, sobre todo en suelo seco.

Michelin solucionó este problema empleando las laminillas StabiliGrip en las que se combinan dos tecnologías. La primera consiste en unas laminillas bidireccionales de bloqueo automático que, gracias a sus ondulados bordes en la superficie de contacto, aseguran una buena tracción en nieve. La segunda incluye ondulaciones en la zona profunda de los bloques de banda de rodadura que garantizan estabilidad a la banda de rodadura, mientras que la variada geometría de estas laminillas aporta una mayor estabilidad a gran velocidad.

Neumáticos de invierno Michelin.

Tecnología StabiliGrip, aplicada en los neumáticos
Michelin Agilis Alpin. Fotografía: Michelin

Los bloques en la banda de rodadura del neumático WR G2 de Nokian están provistas de laminillas Wipe Sipe. Su tarea es eliminar el agua de la superficie de contacto a la hora de frenar. Son unas laminillas rectas, unidas transversalmente por medio de una incisión longitudinal con las laminillas clásicas. En la parte central de la banda de rodadura están situadas unas laminillas de auto bloqueo en tres dimensiones (3D self-locking sliping). Esta solución es similar a la ofrecida por Michelin y su finalidad es mejorar la estabilidad longitudinal y transversal.

En los Hakkapeliitta R, destinados al mercado escandinavo, se ha aplicado otra solución interesante - laminillas Pump Sipes patentadas por Nokian que funcionan como una bomba. Estas laminillas presentan un contorno en forma de bolsillos que, al hacer contacto con agua, la guardan en la banda de rodadura. Cuando el área con agua pierde el contacto con la superficie, el líquido es evacuado.

En los modelos UltraGrip Performance 2 y Ultra Grip 7+, Goodyear empleó laminillas tipo waffle 3D-BIS que garantizan una óptima adherencia y tracción, además de la rigidez de los bloques de banda de rodadura. Los UltraGrip Performance 2 presentan además en la parte central unas laminillas 2D en forma de zigzag que aseguran un buen comportamiento en nieve. Estas dos soluciones fueron llamadas Tecnología de Adherencia Adaptativa de las Laminillas (Adaptive SipeGrip Technology).

Banda de rodadura Goodyear.

Goodyear UltraGrip Performance 2, laminillas realizadas
con empleo de tecnología 3D-BIS. Fotografía: Goodyear

Los neumáticos de invierno de la casa Dunlop también están provistas de laminillas de tres dimensiones. Este tipo de solución permite que las laminillas se "abran" al circular por la nieve, y cierren por completo al circular a gran velocidad en suelo seco, esto para garantizar rigidez. Los Dunlop SP Winter Sport 3D además presentan laminillas que forman dos zonas diferentes del neumático.

En apariencia, las soluciones empleadas por los fabricantes son afines, pero realmente difieren entre sí en unos detalles cruciales y todas son totalmente innovadoras. Lo que permiten apreciar es la dirección hacia la que va el desarrollo de los neumáticos de invierno.

Pautas de desarrollo reflejadas en los mejores neumáticos de invierno

¿Hacia dónde va el desarrollo de los neumáticos de invierno? Analizando los neumáticos que en los últimos años disfrutaron del mayor éxito comercial, se puede decir que el factor más crucial es un rendimiento alto en todo tipo de condiciones invernales. En otras palabras: el neumático debe ser polivalente.

No obstante, sería difícil hablar de un neumático ideal del futuro. El clima y las condiciones en la época de invierno son muy variables, aún si consideramos solamente el territorio europeo. El neumático del futuro destinado para el mercado escandinavo será diferente del neumático de invierno ideal para las autopistas en Alemania. Serán distintas también las soluciones innovadoras o las novedades tecnológicas que determinarán su posicionamiento en cada mercado.

Mejores neumaticos de invierno.

¿Hacia dónde va el desarrollo de los neumáticos
de invierno? Fotografía: Michelin

Figurativamente podemos dividir los neumáticos de invierno en modelos para uso en nieve y las demás condiciones climáticas.

Los neumáticos para uso en nieve, dirigidos al mercado escandinavo y otras zonas con inviernos severos y nevadas intensas, se desarrollarán como neumáticos con banda de rodadura direccional, necesitados de una mejora de sus propiedades en hielo. El uso de neumáticos con púas se ha vuelto común en Escandinavia a partir de los años 50 del siglo XX, y ya se han logrado grandes avances para disminuir el efecto negativo que éstas suponen para el pavimento, no obstante este año otra vez se volvió a reducir el número máximo de púas permitido en este tipo de neumáticos. Los conductores en las regiones donde el uso de neumáticos con púas está prohibido también están necesitados de un buen rendimiento en nieve, por lo cual es de suponer que los fabricantes prontamente aceptarán este reto. También requiere de optimización el rendimiento de estos neumáticos en condiciones invernales menos extremas.

Otro grupo de neumáticos de invierno constituyen los destinados para uso en todas las condiciones climáticas que generalmente presentan un dibujo asimétrico – este grupo estará sujeto a una mejora sostenida de sus prestaciones. Por medio de nuevas soluciones innovadoras, los fabricantes habrán de garantizar a los conductores un nivel aún más alto de seguridad y rendimiento en todas las condiciones invernales. Es de suponer, por tanto, que con el paso del tiempo estos dos conceptos de neumáticos de invierno serán más asimilados.

En vista de las nuevas normas adoptadas por Unión Europea, relativas a la eficiencia energética y otras características cruciales, como el ruido o la adherencia, la reducción de resistencias de rodaje y el nivel de ruido emitido por los neumáticos de invierno siguen siendo para los diseñadores un gran reto y una gran oportunidad de mostrar sus dotes.

¿Le gusta el artículo?
Danos una igual.

Muchas gracias
Añadir un comentario
(Atención: Los comentarios del foro son moderados.)