Historia de los neumáticos Uniroyal

  • Autor: OPONEO.PL

Fue justamente él, el ex oficial de la artillería belga, quién abrió una tienda con productos de goma en la plaza Chevaux en Lieja en 1868.

La idea era por entonces demasiado innovadora: al principio el negocio no iba muy bien, por lo tanto, Englebert, intentando evitar la bancarrota, amplió su oferta con artículos de papelería. Su paciencia fue premiada al pasar unos años, cuando la demanda para los productos de goma empezó a crecer de un día para otro.

El símbolo gráfico peculiar de una empresa Uniroyal.

Símbolo gráfico de una empresa

Englebert rápidamente decidió aprovecharse de ello. Captó para el negocio a su hermano Gabriel, un ingeniero cualificado, a quien confió la totalidad de las tareas técnicas. Mientras, él se ocupó de la parte de marketing y gestión de la empresa. Por desgracia, Gabriel murió pronto. El hijo de Oscar, Oscar Englebert junior, asumió sus funciones.

Por entonces era un estudiante sin experiencia. Oscar junior pronto tendría que hacerse cargo de la dirección de la empresa que era el cometido de su padre hasta entonces, ya que el estado de salud de este empezó a empeorar rápidamente.

En el año 1877, la empresa familiar llegó a abrir su primera fábrica de goma. Allí, se creaban los más diversos objetos hechos en este material: muñecas, calzado y cintas para los transportadores para la minería, entre otros. Estas últimas llegaban hasta las minas de carbón en el lejano Kongo. En 1894, los Englebert empezaron los primeros experimentos con neumáticos, destinados en aquellos tiempos todavía para bicicletas o carros de caballos. En 1898, su empresa fabrica los primeros modelos de neumáticos para bicicletas y poco después para automóviles, convirtiéndose en su primer fabricante en los países de Benelux y uno de los primeros en el sector europeo.

La fábrica en Lieja la llamaban en broma el harén porque la mayoría de sus empleados eran mujeres. Las féminas eran excelentes trabajadores, no sólo en la producción de sus propios neumáticos, sino también de los producidos exclusivamente para la empresa alemana Continental. Englebert puso hincapié en la promoción de productos propios, por eso empezó a invertir en el deporte del motor. Su empresa se volvió famosa cuando los neumáticos Englebert contribuyeron a la victoria en la carrera de 24 horas, Le Mans, sin la necesidad de ser cambiados siquiera. En la época entre guerras y después de la Segunda Guerra Mundial, los neumáticos de la marca belga fueron utilizados por tales celebridades como Stuck, Nuvolari y Fangio, los usaba también Enzo Ferrari en sus bólidos.

Los neumáticos Uniroyal para las camioneslos neumáticos Uniroyal para la lluvia

Nacimiento del paraguas

Con el tiempo, continuando con la tradición familiar, Georges Englebert, el hijo de Oscar junior, se involucró también en la actividad de la empresa. Georges participó en la apertura del punto de venta a por menor en Colonia alemana en 1919 y, en 1929, en la inauguración de la producción en la nueva fábrica en Aachen. Durante la Segunda Guerra Mundial, la fábrica fue bombardeada por los aliados, pero ya en 1946, fue reconstruida y la producción fue retomada. Justo al terminar la guerra, Englebert fue la primera empresa en Alemania que producía neumáticos. La compañía tenía también sus fábricas en Inglaterra y Francia y poco después abrió instalaciones en Luxemburgo y Turquía. Desde 1948, se producían allí los nuevos neumáticos Volumax de baja presión.

En 1958, los Englebert empezaron la colaboración con la empresa americana US Rubber, gracias a la cual se convirtieron en el tercer fabricante más grande del mundo. Así nació la marca Uniroyal-Englebert. Cada día sus setenta mil trabajadores producían alrededor de 170.000 neumáticos. Aparte de eso, la empresa fabricaba también mangueras de incendios, pelotas de golf y muchos otros artículos de goma. En el año 1967, se tomó la decisión de cambiar definitivamente el nombre de la marca al de Uniroyal. Dos años más tarde, la empresa introduce en el mercado el primer neumático de lluvia "The rallye 180". Fue el primer modelo marcado con paraguas muy característico, que hoy es el símbolo de Uniroyal.

Matrimonio con Continental

En 1979, Uniroyal pasa a ser la propiedad del consorcio alemán Continental y forma parte del grupo de empresas más grande del sector en Europa, Continental Group. En la nueva estructura, la marca belga seguía desarrollando su especialidad: neumáticos destinados a la conducción en superficies mojadas. Justo tras unirse a Continental, la oferta de Uniroyal se vio ampliada con neumáticos para los cuatro por cuatro.

Asimismo, en 1991, la empresa presentó el modelo de neumáticos RTT-1, el primero con una banda de rodadura direccional, en forma de "V". Gracias a su diseño, el neumático se caracterizaba por una rápida absorción de agua, proporcionando una excelente resistencia al efecto llamado aquaplaning (añadamos que posteriormente, de acuerdo con la nueva estrategia de imagen elaborada en el 2001, todos los neumáticos de Uniroyal fueron dotados de banda de rodadura en forma de "V"). En el año 1994, estaba listo el siguiente producto de gran importancia: el neumático Uniroyal MS plus 44, que se llevó muchas victorias en las pruebas comparativas de consumidores. El modelo The rallye 580, presentado en el 1995, tuvo resultados parecidos.

Actualmente, Uniroyal es una marca muy apreciada en cuanto a su relación calidad precio. La mayoría de los conductores piensa justamente en la marca belga cuando escuchan la expresión "neumático de lluvia". El paraguas que la simboliza habla por sí solo.

Ver nuestra oferta de neumáticos Uniroyal

¿Le gusta el artículo?
Danos una igual.

Muchas gracias
Añadir un comentario
(Atención: Los comentarios del foro son moderados.)

  1. Entrega gratis
  2. Compra segura
  3. Garantía de la
    disponibilidad
  4. Productos originales
  5. Talleres
    colaboradores