¿Neumáticos de verano o para todo el año? ¿Por cuáles decidirse? Si te sigues preguntando qué tipo de neumáticos elegir, este artículo te puede ayudar a tomar una decisión. Comprueba qué solución es la mejor para ti.


También hemos preparado un vídeo que te acerca este tema:

 

Neumáticos de verano

Los neumáticos de verano están dedicados a las condiciones atmosféricas reinantes en Polonia desde la primavera hasta el otoño. Las condiciones de uso de los modelos de verano están limitadas por la temperatura: si es inferior a 7 grados Celsius los neumáticos pierden sus propiedades de tracción.

Neumáticos para todo el año

Los neumáticos para todo el año, también llamados neumáticos universales o multitemporada, reúnen las características de los modelos de invierno y de verano. La combinación de las ventajas de dos tipos de neumáticos para diferentes épocas en uno solo es un gran desafío. Por algo se dice que el arte de fabricar neumáticos consiste en llegar a un compromiso adecuado entre los parámetros para satisfacer las expectativas de los usuarios. Pero cuantas más condiciones viales haya que considerar, más difícil se pone esta tarea.

A la izquierda un neumático todo año, a la derecha uno de verano.A la izquierda un neumático todo año, a la derecha uno de verano.

¿Neumáticos de verano o para todo el año? Diferencias y similitudes

Los neumáticos de verano y para todo el año difieren en el dibujo de la banda de rodadura, el compuesto de goma y el contorno, es decir, su forma.

La banda de rodadura del neumático para todo el año se caracteriza por un mayor número de láminas. Su papel es garantizar un mejor comportamiento del neumático en la nieve. Sin embargo, en verano un neumático con un número excesivo de incisiones en la banda de rodadura pierde fácilmente la rigidez. Esto, a su vez, afecta a la adherencia: empeora el frenado y la tracción en pavimentos secos y mojados.

Tanto en el caso de neumáticos para todo el año como de los de verano, se usan tres tipos de bandas de rodadura, simétricas, asimétricas y direccionales.

En las bandas de rodadura direccionales de neumáticos para todo el año están claramente diferenciadas las funciones de las diferentes partes de la banda de rodadura. El hombro suele tener menos láminas, es responsable de la conducción en verano, mientras que la frente, es decir la parte central de la banda de rodadura, tiene más láminas y facilita la conducción en invierno.

Los dibujos asimétricos de los modelos universales permiten introducir elementos responsables tanto de las características de invierno, como de verano. En tal caso, suele haber dos lados de la banda de rodadura: el de verano y el de invierno. Las llamadas características de verano suelen estar en el lado "outside", es decir en el lado exterior.

El neumático todo año con una clara división entre el lado de invierno de la banda de rodadura (interior) y el lado de verano (exterior).

Los compuestos de goma usados en los neumáticos para todo el año están desarrollados para garantizar unas prestaciones satisfactorias a cualquier temperatura. El compuesto en los neumáticos de verano no conoce compromisos: su papel es garantizar las prestaciones a temperaturas superiores a 7 grados. Por eso, con el aumento de la temperatura ambiente, los neumáticos para todo el año no pueden lograr las prestaciones reservadas a los modelos de verano.

El contorno del neumático es, en otras palabras, la forma de la banda de rodadura. Es visible si miramos de frente la banda de rodadura. El contorno del neumático determina la superficie de contacto con el pavimiento, por lo cual que su tamaño es importante para la adherencia del neumático.

El contorno del neumático de verano es redondo, lo que garantiza una baja resistencia a la rodadura y una buena adherencia en condiciones de verano. El contorno del neumáticos para todo el año es macizo y recuerda al contorno cuadrado de los neumáticos de invierno. Los hombros macizos garantizan una buena adherencia en condiciones de invierno, aunque en verano aceleran el desgaste de la banda de rodadura y aumentan el consumo de combustible.

 

¿Cuáles son los  marcajes de neumáticos de verano y para todo el año?

Los neumáticos de verano no tienen marcajes típicos relacionados con la época a la que están dedicados.

El marcaje de los neumáticos para todo el año es el símbolo M+S («mud and snow», es decir, barro y nieve). Es el marcaje usado en neumáticos para todo el año producidos para el mercado americano. En las condiciones europeas, los neumáticos universales se parecen más a los modelos de invierno y suelen tener el pictograma de tres picos con un copo de nieve (3PMSF). Además de estos símbolos, en el neumático para todo el año suele aparecer la inscripción ALL SEASON. A veces los fabricantes usan sus propios símbolos gráficos que sugieren que el neumático puede usarse durante todo el año en diferentes condiciones atmosféricas.

Designaciones de neumáticos todo año.

Neumáticos de verano y para todo el año en las pruebas

Los neumáticos para todo el año suelen compararse en las pruebas con los neumáticos de invierno, no de verano. De las pruebas realizadas hasta ahora (por ejemplo, ADAC o «AutoBild») resulta que los neumáticos para todo el año tienen una valoración más baja que los reconocidos neumáticos de temporada, pero unos buenos neumáticos para todo el año rinden mejor que los modelos de temporada más económicos.

En principio, los neumáticos para todo el año tampoco llegan en las pruebas a la altura de los neumáticos de verano de buena calidad. Lo demuestran las pruebas en pavimentos secos, tanto en lo relativo a la distancia del frenado, como a la conducción (por ejemplo, en la prueba de «AutoBild» de la medida 205/55 R16 del año 2009). Los neumáticos de verano ganan gracias al dibujo de la banda de rodadura y al compuesto de goma utilizado en su fabricación.

A veces, algunos modelos para todo el año obtienen buenos resultados en las pruebas en pavimentos mojados, sobre todo en lo que concierne al aquaplaning, como, por ejemplo, Vredestein Quatrac 3 o Dunlop SP 4 All Seasons. A pesar de no demostrar tan buen rendimiento como los neumáticos de verano de calidad, pueden superar a numerosos productos de categoría baja (sobre todo los neumáticos más baratos de fabricantes poco conocidos).

 

Ventajas de neumáticos para todo el año

Los neumáticos para todo el año deberían garantizar un nivel aceptable de prestaciones durante todo el año, sobre todo si se trata de condiciones moderadas. Usando unos neumáticos para todo el año, siempre estaremos preparados para una inesperada llegada del invierno o su regreso repentino en primavera. Por eso, su ventaja principal es la universalidad.

Los modelos para todo el año no requieren cambios antes de cada temporada. Así ahorramos tiempo y dinero: solo tenemos que preocuparnos del equilibrado estacional de ruedas.

Neumáticos para todo el año, ¿valen la pena?

Un juego de buenos neumáticos para todo el año de un fabricante de renombre puede resultar una solución mejor que dos conjuntos de neumáticos de temporada más baratos. Tal solución es razonable para conductores cuyo kilometraje anual no sea muy grande (menos de 5000-6000 kilómetros al año) y que circulen sobre todo por ciudad.

¿Por qué? Al hacer pocos kilómetros, con un estilo moderado y principalmente por la ciudad, no somos capaces de desgastar los neumáticos de temporada hasta que pierdan sus propiedades. Tales neumáticos envejecerán antes de desgastarse. Además, hay que tener en cuenta que las condiciones urbanas en muy pocas ocasiones tienen carácter extremo. Es mucho mejor, pasados 4-5 años y circulados unos 40 000 kilómetros, cambiar un juego de neumáticos para todo el año que usar dos juegos de neumáticos de temporada durante 10 años.

Por eso, en el mercado de segunda mano los más populares son los neumáticos para todo el año de 15 pulgadas (o de 16 pulgadas), apropiados para coches compactos y urbanos.

Banda de rodadura del neumáticos de verano.Banda de rodadura del neumáticos de verano.

Ventajas de neumáticos de verano

La ventaja principal de los neumáticos de verano en comparación con los neumáticos para todo el año son sus prestaciones. Es un argumento irrefutable. Los neumáticos son el elemento de equipamientos del coche que más afecta a nuestra seguridad. Cada neumático es un compromiso, pero este en el caso de los modelos para todo el año es más amplio: combina las prestaciones requeridas tanto en invierno como en verano.

Comparando los mejores neumáticos de verano con los mejores neumáticos para todo el año en pavimentos secos y  mojados, los neumáticos de verano no tienen competencia. Frenan mejor y garantizan una mejor maniobrabilidad y tracción, más confort y menos ruido. Consumen también menos combustible.

Otra ventaja es que los neumáticos de verano son más duraderos que los modelos universales. La durabilidad es uno de los aspectos del uso que gana importancia a medida que aumenta el kilometraje. Además, es difícil ignorar que los neumáticos para todo el año son mucho más caros que los modelos de verano de clase similar y del mismo fabricante.

Recordemos también que tener un coche de gama media o alta también nos obliga a tener neumáticos de verano. Solo los neumáticos de verano pueden enfrentarse a la mayor potencia y las exigencias de los vehículos modernos.

 

¿Neumáticos de verano o de todo año?

Opta por neumáticos de verano si:

  • Necesitas seguridad máxima,

  • Conduces sobre todo fuera de la ciudad o de manera mixta (ciudad-ruta),

  • Haces más de 5-6 mil kilómetros al año,

  • Buscas neumáticos duraderos,

  • Quieres que los neumáticos afecten en lo más mínimo el uso de combustible,

  • Valoras confort y el trabajo silencioso de los neumáticos,

  • Conduces dinámicamente.

 

Ve la oferta de neumáticos de verano

 

Opta por neumáticos todo año si:

  • Conduces sobre todo por la ciudad,

  • Conduces poco, hasta 5-6 mil kilómetros al año,

  • Conduces durante todo el año con neumáticos de verano o de invierno,

  • Conduces de forma tranquila.

 

Ve la oferta de neumáticos todo año