¿Sabes qué es un neumático reforzado y cómo descifrar su marcado? Comprueba cuándo se utilizan y qué ventajas e inconvenientes se asocian con su uso.

Los neumáticos reforzados no solo pueden utilizarse en vehículos de reparto.

Los neumáticos reforzados no solo pueden utilizarse en vehículos de reparto.

Neumáticos reforzados: ¿qué son?

Cada tamaño de neumático posee un índice de carga definido. El valor de este índice está estrictamente definido por organizaciones técnicas de fabricantes de neumáticos como la ETRTO (Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos y Llantas). Los neumáticos reforzados se adaptan a cargas y presiones superiores a las previstas en la versión estándar de un tamaño dado. Se diseñan cuando la naturaleza del uso del neumático requiere una capacidad de carga adicional, superior a la estándar.

 

Marcado de los neumáticos reforzados

Los neumáticos reforzados poseen el marcado:

  • Extra Load (XL)

  • Reinforced (Reinf)

Con una menor frecuencia muestran un marcado tipo EXL, RFD o RF. En la actualidad, el marcado de neumático más popular es el XL, que ha desplazado a otras abreviaturas dentro de las gamas introducidas hace unos años.

 

Marcado de neumáticos reforzados-

Marcado de neumáticos reforzados- "Extra Load".

Marcado de neumáticos reforzados -

Marcado de neumáticos reforzados - "reinforced".

 

¿En qué se diferencian los neumáticos reforzados de los neumáticos estándar?

Los neumáticos con una capacidad de carga básica para un tamaño determinado se definen como SL (Standard Load). El neumático reforzado y el SL se diferencian en que el neumático XL, además de cumplir los requisitos estándar para un tamaño determinado, cuenta con la opción de utilizar una presión más alta, lo que aumenta la capacidad de carga.

En el exterior, los neumáticos XL y los neumáticos de serie no difieren en absoluto, aunque las diferencias se ocultan en el interior. El aumento del índice de carga del neumático se consigue interviniendo en la parte frontal (parte del neumático situada debajo de la banda de rodadura) o en el talón del neumático. Esta intervención puede consistir en el uso de materiales más resistentes, el refuerzo de los componentes básicos del neumático o el uso de elementos adicionales. Una de las soluciones utilizadas para aumentar el índice de carga es, p. ej., la utilización de una capa adicional en la carcasa.

 

¿Por qué se caracterizan los neumáticos reforzados?

Los neumáticos reforzados XL tienen una mayor capacidad de carga ya que su estructura permite una mayor presión de aire en su interior. La carga máxima admisible por rueda está siempre relacionada con la presión del aire. Si el vehículo está homologado para neumáticos reforzados, encontrará la presión recomendada en el manual del vehículo.

La siguiente tabla muestra las presiones utilizadas en la rueda y los límites de carga permitidos correspondientes. Se ha elegido el tamaño 205/55 R16. De forma estándar cuenta con un índice de carga de 91, lo que permite una carga máxima de 615 kg por rueda. Las versiones XL de este tamaño suelen tener un índice de 94, lo que aumenta la carga máxima de la rueda hasta los 670 kg.

 

Tabla de dependencia entre presión y carga para el ejemplo del tamaño 205/55R16:

 205/55 R16 91 NL205/55 R16 94 XL

Presión (kPa)

150160170180190200210220230240250260270280290

Capacidad de carga (kg)

410430450475495515535555575595615615635650670

 

Cuanto mayor sea la capacidad de carga del neumático mayor será la resistencia a altas velocidades. Por lo tanto, cuando existan distintos índices de velocidad en un determinado tamaño y modelo de neumático, la designación XL se asociará con el neumático con el mayor índice de velocidad.

 

¿Sabías que...?

Los neumáticos reforzados C están especialmente diseñados para vehículos de reparto y tienen un alto índice de carga y un índice de velocidad más bajo. Los neumáticos C, es decir, los neumáticos de reparto reforzados, pueden utilizarse en vehículos con una carga máxima de 3,5 toneladas.

 

Neumáticos XL: ventajas

Ventajas de los neumáticos reforzados debido a su mayor capacidad de carga:

  • Con un mismo uso de neumáticos normales y reforzados, la durabilidad de estos últimos será mayor. Los neumáticos XL le permiten conducir más kilómetros sin sufrir daños internos, incluso en condiciones de uso intenso. La condición es que se respete la presión recomendada por el fabricante del vehículo.

  • El refuerzo del neumático aumenta su resistencia a los daños mecánicos, p. ej., durante un choque dinámico contra un bordillo.

  • Mejora de la tracción y de la adherencia del neumático. La mayor rigidez del neumático proporciona estabilidad, un mejor comportamiento en las curvas, una respuesta más rápida a los giros, una transmisión más eficaz de la potencia del vehículo a la carretera y una mayor resistencia a la sobrecarga (aceleración, frenado, fuerzas centrífugas en las curvas).

 

¿Neumáticos reforzados para turismos? Merece la pena analizar primero todos los pros y los contras.

¿Neumáticos reforzados para turismos? Merece la pena analizar primero todos los pros y los contras.

 

Neumáticos XL: inconvenientes

Los inconvenientes más característicos de los neumáticos reforzados son:

  • Un mayor nivel de ruido. Los requisitos establecidos durante la homologación de ruido de neumáticos reforzados les permiten generar 1 dB más de ruido que los neumáticos normales.

  • El uso del refuerzo puede aumentar el grosor de la zona frontal (bajo la banda de rodadura) y del hombro del neumático, lo que a su vez puede provocar un aumento de la resistencia a la rodadura y, por tanto, del consumo de combustible.

  • El refuerzo suele implicar un aumento del peso del neumático, lo que contribuye también a un mayor consumo de combustible.

  • Las modificaciones, en cuanto a los neumáticos normales, también pueden afectar al confort, aunque los cambios serán mínimos y bastante imperceptibles para el conductor.

 

Neumáticos XL: ¿merecen la pena?

Por lo general, en el manual del vehículo encontrará información sobre la necesidad de utilizar neumáticos con el marcado XL. Esto puede hacer referencia a vehículos tipo van, sedán de gran tamaño, familiar y vehículos de reparto. Los neumáticos reforzados también suelen utilizarse en coches deportivos de altas prestaciones.

Si el fabricante de nuestro vehículo ha homologado neumáticos reforzados para el mismo, habrá que ajustarse a ellos. Comprar neumáticos con una capacidad de carga estándar porque son más baratos que los XL va contra nuestras condiciones de seguridad y puede tener consecuencias desagradables (en caso de colisión o accidente, la compañía de seguros puede negarse a abonarnos la indemnización).

 

Merece la pena comprar neumáticos reforzados si:

  • solemos viajar con cargas significativas: su uso puede influir positivamente sobre la vida útil de todo el conjunto.

  • poseemos un coche de gran potencia: nos proporcionarán más estabilidad en las curvas y mejores reacciones a la aceleración y al frenado a altas velocidades.