¿Cómo apañárselas en condiciones difíciles en invierno? Cadenas de nieve en vez de espigas

  • Autor: OPONEO.ES

Las cadenas son una alternativa a neumáticos con espigas que garantizan una conducción más estable y segura durante el invierno. Sin embargo, hay que recordar que el coche equipado con cadenas de nieve no debería circular a más de 50 km/h. Junto con la marca Michelin hemos preparado unos consejos para los que piensan comprar cadenas de nieve.

 

La conducción en condiciones de invierno, sobre todo en las montañas, puede requerir el uso de cadenas.

La conducción en condiciones de invierno, sobre todo en las montañas, puede requerir el uso de cadenas.

Neumáticos con espigas vs. cadenas de nieve

Los neumáticos de invierno con espigas tienen una historia que remonta o los años de posguerra. Los fabricantes no paraban entonces en dar con soluciones que facilitasen la conducción en condiciones difíciles. Los neumáticos con espigas Nokian Hakkapeliitta se estrenaron en el año 1961 y fueron uno de los primeros modelos de este tipo. Los fabricantes siguen trabajando sobre neumáticos con espigas retractables.

Mientras que las espigas en los neumáticos de invierno son una solución perfecta para las carreras de coches, en la vida cotidiana resultaron ser muy dañinas para las superficies de carreteras. No sorprende entonces que los neumáticos de invierno con espigas están prohibidos en la mayoría de los países.

Los neumáticos con espigas son una buena solución para las difíciles condiciones de invierno. Sin embargo, su uso no siempre está permitido, por eso a los conductores que quieren estar seguros a pesar de las condiciones climáticas muy adversas se les recomienda el uso de cadenas de nieve.

 

En la mayoría de los países de la Unión Europea puede verse la señal C-18, que significa la obligación de usar cadenas de nieve.

En la mayoría de los países de la Unión Europea puede verse la señal C-18, que significa la obligación de usar cadenas de nieve.

 

En muchos países europeos, incluidas Francia o Italia, la conducción con cadenas instaladas es obligatoria para residentes y turistas en donde aparece la señal C-18 (neumático con cadenas). Tal señal también puede verse en las montañas de Europa. Entonces, si planeamos un viaje en invierno, vale la pena contar con unas cadenas de nieve, para poder instalarlas en el momento adecuado y evitar una multa. La excepción en el Viejo Mundo es Holanda, donde está prohibido el uso de cadenas.

 

Según el experto

"Siendo los inviernos cada vez más severas y nevadas, contar con cadenas de nieve es casi tan importante como tener una rueda de repuesto en el maletero. Las cadenas de nieve Michelin garantizan a los conductores la movilidad incluso en las condiciones más difíciles", dice la portavoz de Michelin Polska S.A. Ewa Konopka.

 

Instalación de cadenas

Las cadenas de nieve son a la vez unas cadenas antideslizantes, que suelen colocarse en viaje, si las condiciones meteorológicas lo requieren. Por eso es importante acordarse de unas reglas de seguridad a la hora de instalarlas y usarlas.

  • El montaje de las cadenas de nieve debe realizarse en el arcén para no obstaculizar el tráfico. Merece la pena poner el triangulo a 50 metros del coche y equiparse con ropa con elementos reflectantes. Es importante, puesto que la visibilidad en la carretera durante una nevada puede ser limitada.

  • Hay que asegurarse si se puede instalar las cadenas en los neumáticos sin causar peligro para otros usuarios de la carretera y si está puesto el freno de mano.

  • Las cadenas de nieve deben instalarse al menos en el eje motor y en los casos de coches tipo 4x4, VAN o SUV es necesario ponerlas en todas las ruedas.

  • Terminada la instalación, hay que circular unos 200 metros, parar y fijarse si no se mueven o no se deslizan.  Si hace falta, hay que volver a instalarlas. No es necesario en el caso de cadenas autotensoras.

  • El coche equipado con cadenas de nieve puede circular a máximo 50 km/h.

  • El conductor debe acordarse de evitar maniobras bruscas y no acelerar ni frenar dinámicamente.

 

¿Cómo elegir las cadenas?

Antes de realizar la compra hay que fijarse en el manual de usuario del coche si el fabricante permite el uso de las cadenas y, en su caso, qué parámetros deben tener. Esto depende sobre todo de la distancia entre el neumático y el arco de la rueda. Las cadenas inadecuadas pueden causar daños en el coche, por lo cual hay que considerar también el tamaño de los neumáticos y llantas.

Los fabricantes ofrecen varios modelos. Las cadenas de nieve pueden fácilmente elegirse de manera que responda a nuestras necesidades y a la frecuencia de su uso. Asegúrate si el modelo elegido protege las llantas contra los rasguños, sobre todo si son de aluminio.

Una de las diferencias básicas entre los modelos es el modo de instalación. Podemos elegir entre cadenas que se ajustan manualmente, que deben tensarse pasados los primeros metros. La otra opción son las cadenas autotensoras que se ajustan automáticamente durante el viaje. Es fácil encontrar también las cadenas instaladas en la parte exterior de la rueda.

 

Tamaños de las cadenas

A la hora de elegir el tamaño de las cadenas, considera el perímetro exterior, la anchura, el perfil del neumático de invierno y el modelo de coche. Por ejemplo, las cadenas para las ruedas de 16 pulgadas no necesariamente se adaptarán al equivalente de verano de tal neumático, igual que pueden causar daños en coches deportivos. Los tamaños de cadenas disponibles en el mercado sin duda cumplirán con tus expectativas.

 

Otras soluciones

Sería perfecto si los fabricantes tuviesen en su oferta unas cadenas universales. Sin embargo, por ahora debemos conformarnos con otras ideas que también pueden mejorar nuestra seguridad durante el viaje en difíciles condiciones de invierno.

Una de las alternativas son las cadenas de nieve en espray (liquid snow chains). Es una mezcla polimérica que, tras una simple y rápida aplicación en el neumático, multiplica la adhesividad de la rueda en el hielo. Desgraciadamente, las cadenas líquidas pueden no cumplir con su función en ventisqueros.

 

La cadena Michelin Easy Grip está hecha de materiales compuestos

La cadena Michelin Easy Grip está hecha de materiales compuestos

 

Parece que no solo una cadena de acero grueso puede servirnos de apoyo en invierno. Los fabricantes producen también los materiales compuestos. Otra alternativa son las cadenas de nieve de tela, comúnmente conocidas como los calcetines de nieve. Están hechas de una tela reforzada con acero, por lo cual son más finas y bastante más universales que las cadenas tradicionales. No obstante, son menos eficaces, en particular en una nieve fresca.

 

Cadenas de materiales compuestos y de acero en la oferta de Michelin

MICHELIN Easy Grip son unas cadenas de material compuesto, que en los tests de la revista Auto Plus (edición francesa) se llevó el primer puesto y recibió cinco estrellas. En la competición participaron ocho fabricantes más. ¿Por qué resultaron las cadenas MICHELIN Easy Grip ser las mejores? Es un producto de clase alta, con parámetros excelentes y un montaje fácil. Estas cadenas son ligeras, pero muy resistentes, ya que su construcción cuenta con varios fortalecimientos. Este modelo cuenta además con una capa de poliuretano y pinzas de acero.

 

MICHELIN Extreme Grip Automatic son cadenas de acero que se caracterizan por una rapidez y facilidad del montaje, que puede realizarse en tres minutos. La instalación es automática y gracias al sistema central de montaje es igual de fácil quitarlas. Este modelo tiene un diseño asimétrico diagonal que mejora el frenado y la adhesividad. Puede usarse en la mayoría de coches turismo, todo terreno o de carga.


¿Le gusta el artículo?
Danos una igual.

Muchas gracias
Añadir un comentario
(Atención: Los comentarios del foro son moderados.)