Válvulas de neumático: recuerda sustituirlas regularmente

  • Autor: OPONEO.ES

La válvula de neumático es un elemento al que raramente prestamos atención. Sin embargo, es extraordinariamente importante para mantener la presión adecuada en el neumático. Influye tanto en la economía de conducción como en la comodidad de viaje. Lee nuestro artículo y conoce más acerca del control regular y la sustitución de las válvulas

Válvula Schrader, ¿qué es realmente? 

La válvula Schrader es un tipo de válvula empleado prácticamente en todas las llantas de automóvil, llamada generalmente válvula americana. Está formada por tres partes: 

  • un cuerpo de goma o metálico,

  • un tubo metálico, con rosca interior,

  • una tuerca que evita la entrada de suciedad.

Su principal función es mantener un nivel constante de presión en el neumático. Permite un fácil hinchado, pero también el vaciado de aire, sin alterar su estructura.

Una válvula dañada puede suponer bastantes problemas

Durante la circulación actúan diferentes fuerzas sobre nuestros neumáticos. Las aceleraciones, los frenados o las maniobras bruscas hacen que la goma se deforme regularmente, volviendo poco después a su estado original.

La válvula está sometida a unas presiones semejantes, llegando momentáneamente a doblarse incluso 30º. La reiteración de este fenómeno puede dañar su estructura, exponiendo a nuestro neumático a una pérdida de estanqueidad. Un daño de la válvula influye realmente sobre nuestra seguridad. Incluso una válvula mínimamente deformada puede perder de 0,2  a 0,7 bar a la semana.

Un nivel de presión inadecuado aumenta las posibilidades de dañar el neumático durante la circulación.

Un nivel de presión inadecuado aumenta las posibilidades de dañar el neumático durante la circulación.

Un nivel de presión demasiado bajo en el neumático puede ser la causa de muchos problemas. Alarga considerablemente la distancia de frenado (¡en una superficie mojada hasta un 20%!), supone un riesgo de pérdida de control del vehículo o de daños a la integridad de la estructura. Un estado de presión insuficiente también influye en un más rápido desgaste de los neumáticos y de los sistemas de suspensión y de freno.

¿Con qué frecuencia se debe sustituir la válvula del neumático para sentirse seguro?

El mejor momento para sustituir la válvula del neumático es el cambio estacional de los mismos. En general, los talleres de neumáticos ofrecen este servicio en un paquete. Incluso en una situación en la que dispongamos de juegos completos de ruedas de recambio, la sustitución de la válvula no supone problemas adicionales.

En el mercado están disponibles diferentes modelos. Duran más tiempo las válvulas de metal con refuerzo adicional, que pueden cambiarse sin problemas cada dos temporadas, mientras que las de goma deben sustituirse cada medio año. Es un hábito que aumentará considerablemente nuestro nivel de seguridad al viajar.

Al cambiar los neumáticos merece la pena pensar en las válvulas.

Al cambiar los neumáticos merece la pena pensar en las válvulas.

La sustitución de la válvula del neumático no es cara

La sustitución regular de las válvulas no conlleva grandes gastos. El propio servicio es a menudo incluido en el precio durante el cambio estacional de neumáticos y por una unidad de válvula tradicional pagamos realmente poco. También podemos decidirnos por variantes reforzadas algo más caras.

Las válvulas invisibles no sobresalen por encima del borde

Las válvulas invisibles no sobresalen del borde.

Los talleres reconocidos tienen en cuenta el coste de las válvulas nuevas en el precio, así que podemos no ser conscientes de su sustitución regular. Sin embargo, merece siempre la pena comprobar que este servicio ha sido realizado.

Válvulas de neumático invisibles. ¿Merece la pena invertir en ellas?

Cada vez son más populares entre los conductores las válvulas invisibles. Las utilizan especialmente los propietarios de llantas de aluminio.

Se trata de tubos más cortos con una estructura más ancha, que no sobresalen del borde del neumático. Se montan con ayuda de un tubo especial (llave para válvulas de neumáticos).Son relativamente caras y algo más exigentes durante la sustitución, aunque, además de los valores visuales, ofrecen una protección mayor contra la rotura o el daño prematuro de la válvula.

Las tapas evitan que la suciedad se deposite dentro de la válvula

La válvula permite hinchar y vaciar fácilmente el aire del neumático.

¡No debe menospreciarse el papel de la tuerca de la válvula!

Las tuercas de las válvulas de neumáticos tienen una influencia mayor sobre los parámetros de la circulación y la seguridad de lo que podría parecer. Al circular, la suciedad, los líquidos y otros contaminantes de la carretera entran en la válvula, depositándose en sus paredes. Al introducir aire comprimido los empujamos, bloqueando así la válvula y perdiendo la estanqueidad. Esto puede provocar una rápida caída de la presión en el neumático.

Las tuercas evitan que la suciedad se deposite en el interior de la válvula.

Las tuercas evitan que la suciedad se deposite en el interior de la válvula.

Las tuercas son la solución más sencilla y al mismo tiempo la mejor para este problema. Evitan la entrada de polvo o tierra, eliminando el riesgo de ensuciamiento del sistema.

¿Has perdido una tuerca y temes a las consecuencias? Hay una solución sencilla

En el caso de que nuestro automóvil haya circulado sin tuercas y temamos que el compresor haya introducido suciedad en el orificio, se debe dejar salir algo de aire antes de conectar el compresor. Para ello se debe presionar ligeramente la válvula con algún objeto duro, hasta que escuchemos el silbido del aire. Esta acción puede repetirse varias veces por seguridad. Es un método útil, aunque no garantiza el éxito. Esto depende en gran medida de cuánta suciedad se haya depositado.

La válvula permite inflar y desinflar fácilmente el neumático

Es posible adaptar la presión según la información del fabricante.

La sustitución regular de las válvulas es un gran paso hacia la seguridad de la conducción

Un control permanente de la presión en los neumáticos es muy importante. Gracias a esto garantizamos ante todo la seguridad y unos bajos costes de utilización. Un nivel inadecuado de aire puede ser un peligro para nosotros. 

Unas válvulas sustituidas regularmente durante el cambio estacional de neumáticos permiten minimizar el riesgo de caída de la presión. Los costes son bajos y los beneficios muy apreciables. Sin embargo, debe recordarse el sentido común y un control regular. Incluso unas válvulas sustituidas con frecuencia pueden sufrir daños debido a grandes cargas. 

Al cambiar los neumáticos en talleres profesionales podemos estar seguros de la calidad del servicio y de la instalación correcta. Merece la pena recordar esto y acudir a talleres reconocidos.

Válvulas de neumáticos y bicicletas

Las válvulas de neumáticos, gracias a su estructura universal y a su manejo sencillo, han encontrado aplicación también en el caso de las cámaras de bicicletas. Las cámaras equipadas con válvulas Schrader no solo pueden hincharse con una bomba para bicicletas, sino también con los compresores de aire presentes en casi cualquier estación de servicio .Otros tipos de válvulas de bicicletas conocidos son las válvulas Dunlop y Presto: algo más complicadas y difíciles de manejar que las Schrader.

Comprueba por qué merece cambiar una vez al año no solo los neumáticos, sino también las válvulas de neumático. Entérate de más sobre el papel de las tuercas para mantener la presión.


¿Le gusta el artículo?
Danos una igual.

Muchas gracias
Añadir un comentario
(Atención: Los comentarios del foro son moderados.)

  1. Entrega gratis
  2. Compra segura
  3. Garantía de la
    disponibilidad
  4. Productos originales
  5. Talleres
    colaboradores