Historia de los neumáticos Fulda

  • Autor: OPONEO.PL

Fulda es una perla barroca, localizada en Alemania central. En esta localidad, cerca de Fráncfort, los señores Gust Becker y Moritz Hasenclever fundaron poco antes de empezar el siglo XX la compañía que unos años más tarde se convertiría en un jugador de primera en el sector de neumáticos de Alemania y alrededores.

La empresa empezó la producción ya en el año 1901. El primer catálogo de productos incluía la gama de artículos de goma de uso cotidiano: suelas para calzado, salvamanteles y alfombrillas. Y los primeros neumáticos de la marca Fulda iban destinados a carricoches y carros de caballos.

En los años siguientes la empresa se iba acercando poco a poco a su destino principal: la fabricación de neumáticos para automóviles. Antes de que Fulda fabricara los primeros modelos para los vehículos motorizados de cuatro ruedas, en 1906, producía también neumáticos de bicicleta y motocicleta. A principios de la década siguiente, los modelos de bicicleta Diadem, Transport y Gebirgsreifen (para bicicletas de montaña), sorprendentemente, resultaron ser un éxito comercial. La compañía ofrecía a sus clientes diez modelos de bandas de rodadura diferentes y una garantía de un año para todos sus productos.

Licencia para Continental

En 1915, la empresa introduce en el mercado sus primeros neumáticos para camiones. El modelo Sembusto está equipado con muelles de acero que reemplazan la elasticidad de la goma de los neumáticos tradicionales. El negocio de esta rama se estaba desarrollando estupendamente, prueba de lo cual era la decisión de los jefes de Fulda que en el 1919 resolvieron dedicarse exclusivamente a la fabricación de neumáticos, renunciando a la producción de otros artículos de goma.

Después de la Primera Guerra Mundial el modelo de Fulda Riesenkissenreifen se convierte en uno de los neumáticos de camiones mejor vendidos en Europa. Este modelo, caracterizándose por una innovadora banda de rodadura, garantizaba amortiguación contra los golpes generados durante la conducción por una carretera con baches. Riesenkissenreifen permitía rodar a la velocidad de 40 km/h, lo cual parecía una velocidad vertiginosa en comparación con la velocidad de 15 km/h, permitida para los neumáticos de camiones hasta entonces, fabricados en su totalidad de caucho. La innovadora idea fue patentada y otros fabricantes, tales como Continental, Dunlop o Polack, fabricaron este tipo de neumático durante mucho tiempo pagando la licencia.

La publicidad – el motor del negocio

Otra patente de Fulda en esta rama fue la invención del neumático Parabel, el primero provisto de cámara de aire garantizando la presión constante en el interior del neumático. En el 1927 la oferta de la marca se amplía con un modelo con cámara de aire Elastic, que tan solo al cabo de unos cuantos meses superó en ventas los mil ejemplares. Seis años más tarde debuta el modelo Luxus con un característico lateral blanco. Desde el 1939 los neumáticos de Fulda son probados en un prototipo especial de vehículo basado en Maybach. El coche podía alcanzar una velocidad superior a 200 km/h, gracias a ello fue posible realizar unos ensayos detallados sobre el comportamiento de los neumáticos en condiciones de altas velocidades.

Los neumáticos de invierno.

Los neumáticos Fulda
en las condiciones de invirno.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial paró el desarrollo de nuevas ideas e innovaciones. Más tarde, debido a los bombardeos, las fábricas de Fulda fueron destruidos casi por completo. Después de la guerra, las instalaciones reconstruidas retomaron con dificultad la producción de los neumáticos, en verano del 1946. Sin embargo, cuando en 1950 la empresa estaba celebrando su 50 aniversario, había más posibilidades para recuperar su posición en el mercado y por tanto más optimismo.

En el 1952 Fulda presenta el primer neumático de invierno para vehículos utilitarios, tres años más tarde se traslada a una oficina nueva y abre modernas naves de producción. En 1959 tiene lugar otro acontecimiento importante: el primer anuncio de Fulda es proyectado en los cines alemanes. Los espectadores pudieron admirar cómo cuatro neumáticos, sin estar unidos a ningún coche, recorrían las calles de ciudades y pueblos. Cuidando una publicidad adecuada, los jefes de la empresa no se olvidaron de la televisión y en 1964 en las casas alemanas se pudieron ver los primeros anuncios publicitarios televisados de Fulda.

Los neumáticos Fulda en la carretera cubierta con la nievemaybach equipado con los neumáticos Fulda

De nuevo con Maybach

La marca tenía mucho que anunciar porque desde los principios de la década vendía el nuevo modelo Diadem, acompañado pronto de otros modelos llamados Spectral (el primero que utilizó lonas de fibra de vidrio) y Rasant, con lonas de acero. Por otra parte, para los ensayos de los neumáticos de camiones, Fulda compró un autobús aerodinámico que podía rodar a una velocidad superior a 140 km/h. Un gran éxito fue también la firma del contrato con Mercedes para el suministro de neumáticos para el modelo de prestigio 600 Pullman.

En el año 1962 el consorcio americano Goodyear Tire & Rubber Company se convierte en accionista de Fulda. Bajo las alas del amigo del otro lado del océano, la marca gana la posición de líder en la rama de neumáticos de perfil bajo. Su producto estrella dentro de esta clase era por entonces el modelo Y2000, el primer neumático de perfil bajo high performance.

En la década siguiente, la empresa debutó en el sector de todoterrenos introduciendo en el mercado el neumático Campo 4x4, que iniciaría una serie posterior de diferentes modelos destinados a esta rama (Tramp 4x4 y 4x4 Road).

 Entre los años ochenta y los noventa, la oferta de Fulda se amplía, entre otros, con el primer neumático de invierno high performance llamado Kristall 3000. En esta época la empresa inicia también la campaña "Fulda Lasercheck", dedicada a la seguridad vial. Usando un dispositivo láser, organiza mediciones de la profundidad de la banda de rodadura entre conductores alemanes.

Justo después de cumplir cien años, Fulda reanudó la colaboración con Maybach y, junto con esta marca de prestigio, creó el prototipo coupé Exelero (700 HP, velocidad superior a 350 km/h), con el que prueba las nuevas generaciones de neumáticos anchos.

Estos, al igual que otros modelos con la letra "F", se crean actualmente en trece fábricas localizadas en diferentes puntos de Europa. Al año la empresa vende alrededor de 10.000.000 de neumáticos en todo el mundo.

Ver nuestra oferta de neumáticos Fulda

¿Le gusta el artículo?
Danos una igual.

Muchas gracias
Añadir un comentario
(Atención: Los comentarios del foro son moderados.)

  1. Entrega gratis
  2. Compra segura
  3. Garantía de la
    disponibilidad
  4. Productos originales
  5. Talleres
    colaboradores