Historia de los neumáticos Continental

  • Autor: OPONEO.PL

Continental-Caoutchouc und Gutta-Percha Compagnie: este fue el nombre con el que el consorcio empezaba su actividad el 8 de octubre del 1871. El tipo de actividad que llevaba la empresa por entonces puede sorprender hoy un poco. Aparte de neumáticos para carros y bicicletas, la compañía fabricaba también al principio calzado, telas impermeables, y en un futuro cercano, pelotas y juguetes.

¿Y los neumáticos para automóviles? Recordemos que en aquellos tiempos los automóviles permanecían siendo objeto de los planes visionarios de unos inventores locos, si no un sueño.

Cuando en el 1870 Siegfried Marcus construyó el primer vehículo propulsado por un motor de gasolina, pocas personas pensarían que dentro de unas cuantas décadas los automóviles se convertirían en un popular medio de transporte.

continental-logo

Logotipo de la marca Continental

Desde las bicicletas hacia los automóviles

La fábrica de ContinentalUna de las primeras fábricas de Continental

Puede que sí lo sospecharon los constructores de Continental. Sin embargo, antes de seguir esta corazonada, la creciente demanda de neumáticos de bicicleta les llevó a introducir en elmercado neumáticos con cámara de aire. En el 1892, la sociedad cuyo símbolo llegó a ser un caballo desbocado, es la primera empresa en Alemania en iniciar la producción de neumáticos hinchables. Al mismo tiempo, en la fábrica en Hannover se crean los primeros neumáticos para automóviles.

La incipiente industria del automóvil mundial en las orillas de Rin se estaba desarrollando a un ritmo rápido. Los ingenieros de Continental, inspirados en los neumáticos antideslizantes para bicicletas, rápidamente salieron al encuentro de los constructores alemanes y, en el 1904, presentaron sus primeros neumáticos de automóvil con banda de rodadura, para, cuatro años después, sorprender a la competencia con otra innovación: una llanta desmontable que permitía cambiar el neumático en mucho menos tiempo y con menos esfuerzo.

¡Viva el caucho sintético!

El lograr ser una marca principal en Alemania despertó las ambiciones de los jefes de Continental que tras las dos primeras décadas del siglo XX abrieron las primeras filiales extranjeras de la empresa, en Gran Bretaña, Rumanía, y en Países Bajos, entre otros, y empezaron a apostar cada vez más fuerte por la exportación. El acontecimiento crucial fue el inicio de los ensayos de neumáticos fabricados en caucho sintético, producido y suministrado por los laboratorios de la compañía Bayer. 27 años más tarde los neumáticos de goma sintética serían fabricados en masa.

Continental empezó a promover las modernas tecnologías en los deportes motorizados. El primer coche equipado con los neumáticos "Conti", un Mercedes construido en la fábrica de Daimler, ganó la carrera Nice-Salon-Nice ya en el año 1901. Otro éxito, más grande, se llevaron en el año 1914 los Daimler, llevando los neumáticos de la misma marca, celebrando una triple victoria en el prestigioso Gran Premio de Francia. Más tarde, los éxitos en el campo de deporte, como las victorias en los sucesivos campeonatos de Gran Premio (de Alemania, de Gran Bretaña, de Dinamarca y de Italia) y también en las carreras North African Tripoli Race y Carrera Panamericana se convertirían en la tarjeta de visita de Continental.

Uno de los primeros anuncios de ContinentalAntiguo anuncio de Continental

Los éxitos y fracasos entre guerras

El desarrollo dinámico de la empresa fue frenado por el estallido de la Primera Guerra Mundial. El colapso de la estabilidad económica y las posteriores limitaciones introducidas en Alemania, fruto del Tratado de Versalles impactaron de forma negativa a la industria del automóvil. En el año 1920, la situación de Continental mejora bastante gracias a la inversión americana de la marca Goodrich que compra un paquete del 25% de las acciones de la compañía alemana. Gracias a esta colaboración y el intercambio de tecnologías más modernas, Continental comenzó a recuperar su posición. En el 1921, como primera en su país, introduce en el mercado los neumáticos reforzados con tejido cord y tres años más tarde inicia la producción de neumáticos con negro de carbón que aumentó considerablemente su durabilidad y resistencia al desgaste. Otra innovación, no menos importante, fue la utilización de la tecnología Schwingmetall consistente en la unión de caucho con metal, en el año 1932.
Por aquel entonces, Continental era ya un verdadero líder en el mercado alemán. Finalizó la colaboración con la compañía Goodrich, compró cinco empresas más pequeñas del sector del neumático y un tiempo después, se relacionó con Opel. Justo antes de la Segunda Guerra Mundial, Continental anunció pomposamente la intención de construir una nueva fábrica en Stocken, cerca de Hannover. Como se supo después, esta suministraría los productos de caucho al ejército alemán en los próximos años, ya que los planes de producción dependerían casi en su totalidad de los objetivos militares. Este planteamiento cambió después del 1945, pero la reconstrucción de la empresa y sus instalaciones en Hannover-Vahrenwald y Korbach, destruidas por las bombas, era un reto enorme en la nueva era de posguerra. Los jefes de Continental tuvieron que volver a recurrir a pedir la ayuda a los americanos. Ya en el junio del 1945 obtuvieron el permiso para reabrir la producción y la situación en la empresa poco a poco empezó a volver a la normalidad. A ello contribuyó en gran medida el rápido desarrollo de la industria del automóvil en el mundo.

Coche con los neumáticos de ContinentalConstrucción del ContiDrom

Expansión galopante

En los años 1950-1965, Continental proveía los neumáticos al legendario Escarabajo de Volkswagen. En el 1952, la empresa presenta sus primeros neumáticos de invierno, probados posteriormente en una condiciones extremas en el paso alpino de San Gotardo. Tres años más tarde se presentaron por primera vez los neumáticos sin cámara de aire y en el 1960, arranca la producción en serie de neumáticos de estructura radial. A la par de las innovaciones técnicas, se estaba desarrollando la expansión internacional de la empresa. En el 1964, se abrió una fábrica en Francia y, en el 1967, se creó la famosa pista Contidrom, en la que se probarían las nuevas invenciones de los constructores de Continental.
En el 1979 la empresa responde a las tentativas de la competencia cada vez más fuerte, comprando la marca americana Uniroyal Inc. junto con sus cinco fábricas europeas. Seis años más tarde, pasan a la propiedad de Continental las instalaciones del líder austriaco Semperit, e inmediatamente después General Tire Inc. americana, Gislaved y Viking escandinavas y Barum checa. Un acontecimiento importante fue también la definición del departamento ContiTech dentro de la estructura del consorcio, que se ocuparía exclusivamente de la fabricación de piezas industriales. En el año 1996 Continental celebra el 125 aniversario como uno de los mayores fabricantes del mercado, controlando más del 9%. Acorde a sus tiempos, en el 1998, compra parte de la empresa americana ITT Industries que se dedica a la construcción de los chasis y los frenos. Abre también nuevas fábricas en Argentina, México, Sudáfrica, Eslovaquia, Rumanía y Malasia, donde crea la sociedad más grande en aquella región, Continental Sime Tyre, e invierte en sistemas de seguridad electrónicos. En el año 2001 compra el paquete mayoritario de participaciones de la empresa Temic, perteneciente al consorcio DaimlerChrysler, para responder de forma más profesional a las necesidades del mercado de programas de control de estabilidad (hasta el año 2007 suministró a los fabricantes de automóviles cerca de 9 millones de sistemas de seguridad ESP). Se convierte también en el propietario del paquete mayoritario de acciones de la Fábrica de Neumáticos de Moscú y dos años más tarde anuncia su regreso al índice DAX, entre el grupo de élite de las 30 principales empresas alemanas cotizadas.

Continental en el Libro de Guiness

En el año 2003 los ingenieros alemanes unidos a los constructores de Bridgestone y de Yokohama desarrollan el sistema Run-Flat que engloba las soluciones que posibilitan seguir rodando en caso de pinchazo y pérdida de presión en la rueda. En el 2004 Continental se hace con la sociedad Phoenix AG, lo que da origen al consorcio más grande en el mundo cuya actividad está relacionada con la industria del caucho y materias plásticas. Poco después se realiza una inversión en electrónica del automóvil: se compra las secciones de Motorola y Siemens VDO Automotive.

Una empresa sin precedentes fue también el lanzamiento de la producción de neumáticos ContiSportContact2 Vmax, los primeros neumáticos de carretera que soportaban la conducción con la velocidad de hasta 360 km/h, y también del modelo de invierno, ContiWinterContact TS 810 Sport, con el índice de velocidad W, permitiendo la conducción a la velocidad de hasta 270 km/h. La eficacia de las invenciones de la empresa alemana fue corroborada por diferentes pruebas. En el 2005 Porsche GT3, equipado con los Vmax alcanzó la velocidad de 388 km/h. Tres años más tarde Porsche 911 GT 9 batió este resultado en la pista de la localidad italiana Nardo. ¡El contador marcó 409 km/h! ContiSportContact Vmax llegaron al Libro de los Récords de Guiness como los neumáticos de carretera más rápidos fabricados en serie.

A la luz de estos hechos es difícil valorar cuál sería el destino de Continental si hasta hoy día hubiera seguido fabricando calzado. ¿Por esto mismo precisamente las zapatillas Conti Usain Bolt batirían el récord del mundo?

Ver nuestra oferta de neumáticos Continental

¿Le gusta el artículo?
Danos una igual.

Muchas gracias
Añadir un comentario
(Atención: Los comentarios del foro son moderados.)

  1. Entrega gratis
  2. Compra segura
  3. Garantía de la
    disponibilidad
  4. Productos originales
  5. Talleres
    colaboradores